Tips de Secadoras

La secadora es uno de nuestros aliados electrodomésticos más importantes de los últimos años; no solo nos permite realizar nuestro lavado en cualquier momento sin importar el clima, también nos ahorra una cantidad enorme de tiempo.

Las secadoras deben ser limpiadas y recibir mantenimiento de manera constante para asegurar su funcionamiento y seguridad. Al secarse la ropa, esta produce pelusas que deben removerse de manera constante para evitar que esta impida el flujo de aire. En consecuencia, aumentando la temperatura interna del secado y potencialmente se puede quemar el motor. SI mencionar un riesgo mayor de incendios.

Sigue nuestra guía para asegurarte que tu secadora esté siempre en sus mejores condiciones:

Cada vez que vayas a secar tu ropa asegúrate de limpiar la rejilla de pelusas para promover un movimiento natural del aire caliente. Así mismo de manera anual o dependiendo del uso que des a tu secadora remuévela y lavaba la rejilla con un detergente no abrasivo y un cepillo que ayude a desbloquear los orificios. Déjala secar completamente antes de reinsertarla.

Antes de realizar los siguientes procedimientos asegúrate que la secadora está desconectada.

Utiliza una aspiradora para limpiar la sección de la trampilla de pelusa para retirar cualquier residuo que pueda bloquearla.

Mueve la secadora y limpia la parte de atrás y de debajo de la misma para eliminar cualquier tipo de residuo. De igual manera desconecta el tubo de ventilación de la pared y limpia dentro de él con un cepillo para evitar que este se tape y de igual manera hazlo con la salida de la pared para permitir la salida del aire y una correcta ventilación.

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.